El Instituto Pirenaico de Ecología abrió el año de Las Charlas del IPE con una interesante conferencia de Fernando Domínguez Castro, tecnólogo del centro especializado en variabilidad climática y fuentes documentales.

Con el título ‘Lo que los archivos y bibliotecas nos cuentan de la variabilidad climática‘, Domínguez, doctor en Ciencias Ambientales, repasó sus trabajos y realizó una síntesis de la información que pueden aportar los diferentes tipos de fuentes documentales a la reconstrucción del clima o de eventos meteorológicos concretos pasados.

photo5785116245731944581

Así pues, diferenció la charla en cuatro partes respondiendo a la pregunta ¿Qué podemos encontrar en las fuentes documentales? “Las fuentes documentales son libros, pero también pueden ser cuadros, piedras o placas…”, aseveraba.

Las series instrumentales antiguas recogen observaciones previas a la fundación de los Servicios Meteorológicos Nacionales. También se pueden encontrar observaciones no instrumentales, aquellas que parten de la mera experiencia del observador y cuyas mediciones no proporcionan valores concretos pero sí pueden servir para documentar, por ejemplo, presencia más o menos abundante de lluvia en un periodo dado.

En estas fuentes también podemos encontrar proxies documentales: variables no climáticas con una fuerte dependencia del clima. Domínguez, citando un trabajo propio, expuso el ejemplo de las rogativas, las oraciones públicas que servían para pedir a Dios el remedio a una necesidad. Por ejemplo, lluvia para paliar una sequía. Tal y como hizo Fernando en un estudio, tomando los registros de rogativas en distintas fuentes documentales -diarios, escritos públicos…- se pueden detectar fenómenos climáticos: un periodo de tiempo con frecuentes rogativas pro-pluvia  (es decir, para pedir lluvia) indica una situación de sequía más o menos intensa en ese mismo periodo de tiempo. El problema, como en todas las series documentales, es la continuidad de estas a lo largo del tiempo: que no existan registros no quiere decir automáticamente que no existan fenómenos climáticos destacables.

Las fuentes documentales, según explicaba Fernando Domínguez, también pueden recoger cronologías de eventos extremos (tormentas tropicales intensas, inundaciones, sequías…).

photo5785116245731944583

Después de una hora de charla, distendida y entretenida en todo momento, se abrió el turno de preguntas, en el que participaron varios de los alrededor de 40 asistentes.

Anuncios